martes, 16 de febrero de 2016

Cerraduras

(Recuerdo de Antifaz de mirillas, Librería Gil, Santander, 1998)

Lo malo de las cerraduras
no es el resorte
ni la puerta que las rodea,
ni el muro,
ni el mundo alrededor.

Lo peor es el resquicio,
la luz destilada,
la mirilla,
el antifaz,
la mirada.

Lo malo de la distancia
no es el aire
ni la caricia dibujada,
ni el temblor,
ni el frío dentro.

Lo peor es el vacío
el espacio hueco de la mano,
la mirilla,
el antifaz,
la mirada.
Publicar un comentario