martes, 29 de octubre de 2013

Entre viñedos

Almazuela
con espíritu de otoño
entre risas y charlas
camino del camino
que siempre nos devuelve
a las plazas

Nos retorcimos
como sarmientos
antes de la poda
por miedo a olvidar
las hojas casi marchitas

Nos abrazamos
como los flejes
a las duelas
en busca del sabor amargo
que nos tiñe los labios

Nos despedimos
como versos apenas rimados
más allá del río
donde las vides
se saludan en paralelo

Almazuela
con alma mínima
entre palabras y sonrisas
más allá del valle
que siempre nos habita
como el recuerdo

miércoles, 16 de octubre de 2013

Amanecemos nublados

Amanecemos nublados
como el día
o
como cerebros
desvelados
por la niebla.

No vamos despertando
a golpes de cafeína
y mensajes de correo
que nos arrancan
de nosotros mismos.

Traducimos
hasta bien entrado el mediodía
fórmulas del ayer
e invocaciones del mañana
que nos producen hormigueo
en la punta de los dedos.

Y, al mirar por la ventana,
resulta que el cielo se ha despejado
y ahora
donde había un sueño,
brilla azul algo nuevo.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Para qué sirve el dolor

Para qué sirve el dolor
o el temblor en la comisura
de los labios

Para qué sirve la sed
o las aristas
de los vasos

Para qué sirve el tiempo
o el palpitar
del abrazo

Para qué sirve volver
si aún no te has marchado
y la huella de tu huella
no se borra en el sueño
que no he soñado.

Después volveremos
con una cerveza en la mano
y recordaremos lo vivido
como un cuento olvidado
porque
a veces
por la noche

hay un verso
en la almohada
donde el beso
es cansancio

Una habitación sin ventanas

Una habitación sin ventanas
y los cristales hechos añicos en el suelo
todavía con el reflejo
de un cielo de no-nubes.

Un pozo ciego
en medio de un campo de narcisos
todavía con el rumor del agua
que se filtra por el recuerdo.

Una mirada al vacío
o a una pantalla de ordenador
todavía a la espera
de que todo pase

en el olvido.