jueves, 29 de octubre de 2009

Para que yo pueda amarte

Para que yo pueda amarte
con los nenúfares del pecho
y las ramas de mis dedos,
la savia de las uñas…

Para que yo pueda arrancarme (el corazón)
con las manos callosas
de un abuelo
y la azada que me ofrece
un campo de olivos almendrados…

Para que yo pueda amarte
sin hendiduras en el pecho
y las venas de mis dedos,
el silencio de las uñas.

Para que yo pueda arrancarme (el corazón)
con las esperanzas callosas
por un abuelo
y los sueños que me ofrece
un cielo de nubes almendradas.

Pero no importa que te escriba (lector)
(en mi cama soy [granito] engastado)
y no importa que te hable (lector)
si no sé dejarme arrastrar
donde haya versos o telas desgarradas (te escribo)

martes, 27 de octubre de 2009

TRADUCCIONES

- I AM WHAT I AM (Popeye)
- Soy siendo, habiendo sido



- We are the hollow men
We are the stuffed men (Eliot)
- Sómo-los homes baleiros
Sómo-los homes de palla



- When a woman is crying like that
she ain’t having any fun (Thelma & Louise)
- Pero no ves, no ves como llora



- ¡Come on, come on, come on! (Joanna)
- Izquierda, izquierda, izquierda, derecha, izquierda



- Shall I compare thee to a summer’s day
thou art more lovely and more temperate (Shakespeare)
- Acaso exista un símil veraniego
tú más bella y tú más derruida
que las rosas deshojadas de las no-vírgenes



- There is a house in New Orleans
they call it of the Rising Sun (Dylan’s version)
- Cuando vivíamos en New Orleans
solíamos engañarnos en la Casa del sol naciente



- I had a dream (Luther King)
- Y después lo asesinaron.

lunes, 26 de octubre de 2009

Algunas veces

Algunas veces,
de repente,
sin venir a cuento,
y sentados en una esquina,
se nos llena el presente de manos.

Algunas veces,
antes del sueño,
nos cosquillean los pies
a la altura del silencio
y nos gritan las venas,
las formas del deseo
que revientan en las ramas del viento.

martes, 20 de octubre de 2009

Llorar

Llorar






Pero no como los cocodrilos
sino como las alfombras
los surtidores
las escaleras
los andenes
la tristeza
las lágrimas
los tejados
los sueños
los retratos
Las formas de nosotros mismos
que no se reconocen en los espejos
ni en los cachos de hojalata
que se nos clavan en las muñecas





en las venas

lunes, 19 de octubre de 2009

Cada domingo...

- Cada domingo…
- …
- Antes sabía algún verso sobre perlas.
- Ahora tienes marfil con torres
- Sí, marfil… marfil
- Te he hablado…
- Cada domingo
Cada domingo intento un verso
y sólo veo las gafas por los ojos.
Porque tuviste entre las manos el incienso
para alumbrar las cuevas de mi pelo.
- Gilipolleces.
- …alumbrar las cuevas de mi pelo.
- Además de que no tienes manos.
Además de que ya has muerto en tu tinta.
Acaso no eres sangre de líneas de asfalto.
Acaso tienes alguna uña que no conozcas.
- …Atraigamos una vez más la tristeza.
- Ahora vuelvo.
- …sólo tu cuerpo
algún lugar
si tuviera ojos para mis labios.
- …
- Vuelvo al verde enlosado de la balsa
sin medusas
ni salvavidas.

viernes, 16 de octubre de 2009

Semáforo y niño

- Siempre quise ser cíclope…
- Al menos tú tienes variación…
- …unicornio de luz…
- …yo sólo sé de los dedos-limpiaparabrisas…
- Odio mi propia luz cuando frena
- Pero la hermosura de tu perfección relojística
- Si me sirviera para enamorar a las aceras
- Pero la belleza de tu precisión colorista
- Si me sirviera para destellar a los árboles
- Pero el encanto de tus cantos sin ramas
- Si me sirviera para llenar de luz las ramas.
- …
- …
- Yo sólo soy niño
- …
- Yo también veo tus dos hombres
- Ya…
- Acaso con ellos aprendí del racismo
- Si, y yo de la mirada de los niños.
- …sí,…sí
- Ojalá siguiera sin ojos, daltónico de aceras
- Antes cruzaba entre las tormentas y los coches
- Eso
- Eso

jueves, 15 de octubre de 2009

Verdugo y ahorcado

- Acaso lo traes para que llore.
y deje las manos en uve…
- Yo sólo sé de este verso.
- y después tendré que abrir las puertas
al viento que no viene de tu pelo.
- Pierdo la memoria de las hojas barridas.
- Y yo pierdo la esperanza de los caminos
con su tendencia a continuar tras las curvas
porque los cegados no tienen ojos
para las mesetas desveladas.
- Sí, mi corazón se desvela.
- Ahora traigo un verso de pendientes
y tú intentas darme el empujón de la horca
para que no quede la mandrágora muerta
(semilla seminal de la no-vida)
sem(f)inal
- No lo digas
- Pero si ya lo sabes,
está escrito
- Sí, pero no sé leer las letras
que no se escriben con sangre de pato.
- Lorca estaría orgulloso de ti.
- … Hazlo.
- …
(El viento arrancó algo de polvo
de la curva de la carretera
en el cruce de la meseta)

martes, 6 de octubre de 2009

Ocultamos fragmentos de piedra

Ocultamos fragmentos de piedra
en el colchón
como quien colecciona
nenúfares en el desierto
o recortes de periódico
junto a la chimenea.

Pero vuelvo a ti
como retornan los lunes
tras cada domingo
o los trenes retrasados
a las estaciones del olvido
en las lunas de los relojes
que asfixian con sus manecillas
el aire que pasa
por los cuellos de botella.

Ocultamos fragmentos de piedra
bajo el tejado
como quien guarda los sueños
entre las hojas de los libros
que nunca se han de leer
ni acabarán en la hoguera
tras las pupilas
y tus ojos.

lunes, 5 de octubre de 2009

Ya no te recuerdo

Ya no te recuerdo,
vivías, creo,
en el hueco de las escaleras,
envuelta en un manto de sueño
derretida como la escarcha
en el alféizar
de mi recuerdo.

Ya no te recuerdo,
despertabas, escribo,
a la luz de la mañana
acariciada por el frío
y la caricia del edredón
áspero
de mis palabras duplicadas.

Ya no te recuerdo,
morías, olvido,
en el verso del canal,
bañado por el vómito de la ciudad
como el cuello del cisne
con su obsesión por incubar un sueño
a pesar de las aristas
del invierno.

viernes, 2 de octubre de 2009

Te voy a hacer un glosario

Te voy a hacer un glosario
con los recortes de la mañana
y los susurros de las almohadas
para que no te pierdas en los meandros
de los discursos de escaleras.

Te voy a hacer un glosario
en orden alfabético de nudo corredizo
y límites de longitud
para que no te desnorte el tiempo
con sus ecos de sirenas.

Te voy a hacer un glosario
de cuentas de cristal
y azabache de rosarios
para que adornes el hombro de tu sueño
sin el dolor del viento en las azoteas.