lunes, 14 de julio de 2014

Estoy loco por escribirte


jueves, 3 de julio de 2014

Vives hilvanada en las costuras

Vives hilvanada en las costuras
y me muestras las puntadas
a fuerza de besos
y bocanadas.

Lo recuerdas...
Te enseñaba la ruta de las cigüeñas,
los tiros de las escaleras,
el vértigo de los alféizares.

Sueñas desde tu pelo
como libélula de la mañana
que no encuentra una almohada
para depositar su palabra.

Lo olvidas...
Me traías las manos caídas
como banderas sin viento
o amaneceres despedidos
con un ceño fruncido.

Volvemos al recuerdo
como vuelve el sol al verano
en persecución de una luna
que
en el horizonte
se refleja.

miércoles, 2 de julio de 2014

Pequeños dioses pequeños

Los pequeños dioses pequeños
se acurrucan en los alféizares
justo detrás de la línea de sombra
que proyectan los tejados.

Viven estos dioses de sueño
bajo la techumbre abuhardillada
del último rellano de la escalera
que se abre al sueño.

Los pequeños dioses pequeños
habitan mudos la divisoria del sueño
con miedo a olvidar las cosas
que aún no tienen nombre.

Viven estos dioses de vigilia
en dameros de escarcha
encasillados en un 2 por 2
que duele como un abrazo.